Nuestros anuncios

Aproximadamente 80.000 californianos con insuficiencia renal dependen de diálisis para mantenerse con vida. La Proposición 23 pondría en riesgo la vida de los pacientes de diálisis y perjudicaría a todos los californianos al hacernos esperar más tiempo para ver a nuestros médicos y aumentar los costos de atención médica en cientos de millones al año.